jueves, 28 de agosto de 2008

Personajes típicos de cualquier carrera en general (y de Medicina en especial) 1.El empollón

Todos, quien más quien menos, conocemos un empollón.
El empollón no es aquel compañero que saca matrículas en todo, puede serlo, pero esa no es la única condición, ni siquiera es indispensable para ser un auténtico empollón.
Para mí, el empollón es ese ser que se mata a estudiar con el único fin de tener unas notas excelentes. No quiere ser un gran médico, ni siquiera uno bueno. No lo hace por tener una ventaja para el MIR, lo que sería entendible y digno de admirar por tener tanta capacidad de sacrificio.
Lo que le importa al individuo que nos ocupa es que su expediente sobresalga por encima de todos los demás, como con casi toda seguridad ha hecho en el instituto, en el colegio y apurando...quizá en preescolar. Y desde luego, los métodos para conseguirlo son siempre total y absolutamente válidos.

Lo peor del empollón no es su completo y absoluto desinterés por el mundo que le rodea, ya sean compañeros, amigos, hobbies o todo aquello que parezca, aún desde lejos, una vida. Lo peor es que su conocimiento se restringe a los apuntes que ya ha estudiado y a todo lo relacionado con ellos que puede caer en un exámen.

No sólo le da igual, si no que llega a mostrar que su inteligencia no es tan alta como puede parecer cuando habiendo estudiado lo que es la regla, y sabiendo lo que es una ligadura de trompas pregunta cosas como "Después de una ligadura de trompas, la mujer sigue teniendo la regla?"

El empollón, además de ser casi siempre un gilipollas tontolapolla sin remedio, peca de falsa modestia. Porque siempre, siempre, lleva atrasada materia pero no duda en participar en clase, aunque nadie le pregunte aunque es fácil que después de lucirse delante del profesor demostrando lo que sabe, éste le pille preguntándole algo de cultura general..
Y esa, junto con las tutorías periódicas es su única participación en la vida de la Facultad (aunque es probable que también presuma de pasar poco tiempo estudiando y tener una amplia y satisfactoria vida social saliendo cada fin de semana, aún en exámenes).

Porque sí...estudiar Medicina engloba muchas cosas pero si no puntúa, no importa.

6 comentarios:

Scarlett dijo...

Conozco una que me saca especialmente de mis casillas, sacará unas notas envidiables, pero te aseguro que a los 5 segundos de mostrar todo lo que sabe ya se le ha olvidado, y las nociones básicas de la carrera hay que recordarselas cada cierto tiempo.
Hay dos anécdotas que suelo contar sobre ella. La primera es aquel día que una profesora (en 2º de carrera) nos mandó escribir un lead y ella le preguntó a su compañera "¿Qué es un lead?", fue oirla y hacer mil esfuerzos para no reirme.
La segunda es un día, justo antes de un parcial de literatura, que no había estudiado un tema que no sabíamos si entraba, le repetí 10 veces (con ayuda de mis compañeros) las características de una redondilla para que al final lo repitiera todo al revés, en ese momento casi le pego (de echo di un paso atrás para alejarme y no tenerla a tiro)
Definitivamente el empollón es uno de los personajes estudiantiles más exasperantes que te puedes encontrar

Rake dijo...

Uys si!! En mi clase abundan los de este genero, y ademas te miran mal si no te sabes el tema del dia anterior!
Pero luego llegas a las practicas y... tachan!! No tienen ni idea! xDD

DuLcE tEnTaCiÓn dijo...

Pues si niña, de esos das una patada a una piedra y salen a montones. Lo bueno es eso que los profesores tampoco les tragan y casi siempre consiguen ponerles en evidencia jiji ( que mala soy )
Muchos besos

Manzana de caramelo dijo...

Me encanta este texto, me encanta, cuanta razon entre estas palabras...no sabes como odio a esos listos de libro, que se creen que saben de todo, se las dan de superinteligentes y realmente no saben mas que lo que un libro dice y han aprendido a repetir como papagayos...conozco a tantos de esos...y tenerlos cerca es odioso..

Aunque suene cruel, no he podido evitar que me saliera una sonrisa en la cara de ver que no soy la unica que opina asi!

Besitos de caramelo!!

Mary Lovecraft dijo...

JAAJAJAJAJA Nebulina me encanta! qué bien dibujaste ese perfil tan temido!!

yo empollones de estos jamás ví en mi antigua facu, más bien supongo que inconscientemente siempre huí de ellos y por eso no me los topaba...ahora sí, conocí a una chica que sigue siendo amiga mía a través de los años, que la muy jodía no estudiaba nada, según sus palabras con sólo leer los textos ya se acordaba de ellos y bueno...era de las que sacaba matrículas de honor. Pero eso sí, ella nunca alardeaba de nada, ni siquiera su imagen era llamativa, y lo de leer y quedarse con el rollo y obtener matrículas creo que lo supe yo y pocas más personas pues como digo, nunca habló de eso.
Hoy es orientadora infantil y justo este año se sacó la plaza fija :D

a ver hasta dónde llega el empollón de tu cuento, je.

besitoosss!

Darky dijo...

Jajajaja, este mensaje me recuerda a un post que puse en mi blog titulado Los Estumedis, donde narro a modo de documental los tipos de estudiantes que se encontraban en mi facultad de medicina.
Una buena amiga mía era una cerebrito del copón, sacó número 7 del MIR... la odiaba. Pero no podía odiarla porque era buena amiga. La solución: repetir curso y librarme de ella... y claro, así me fué...

Me gusta vuestro blog, yo he comenzado con el mío demasiado tarde, pero os leo y pienso: eso mismo lo habría escrito yo.

¡Saludos!